Saturday, November 25, 2006

No podían estar más equivocados

La eterna pregunta que se hacen los padres en casa, cuando sus hijos no están, es qué estarán haciendo sus hijos fuera, si se estarán divirtiendo, si pasarán frío, si estarán siendo corrompidos por esa vergüenza colectiva que es el botellón... vamos, un sinfin de opciones, pero ellos, nuestros padres, siempre creen que sus hijos son buenos y no son de esos sinvergüenzas que dan mala imagen. Ellos más o menos se nos imaginan así:

Pero en realidad estamos así:
Pues sí, no podían estar más equivocados.

No comments: